El Producto Bruto Interno (PBI) de Perú crecerá 8,5% este año, tras una caída histórica de 11,4% en 2020 debido al impacto sanitario y económico de la pandemia de Covid-19, en el caso que la segunda ola de la epidemia se controle hacia finales de marzo, cuando se flexibilicen gradualmente las restricciones en el segundo trimestre y la actividad económica recobre dinamismo e impulse la demanda interna, informó el Fondo Monetario Internacional (FMI). En ese sentido, los niveles de actividad previos a la pandemia no se recuperarán hasta 2022. En concreto, las proyecciones para 2022 y 2023 apuntan a una expansión de 5,3% y 4,8%, respectivamente. La institución destacó los amplios amortiguadores del país para mitigar los riesgos, entre ellos destacan un alto nivel de reservas internacionales (más del 37% del PBI), una deuda pública baja, acceso a la Línea de Crédito Flexible de dos años acordada con el FMI y otras fuentes de financiamiento. Por otra parte, el FMI destacó las fragilidades estructurales expuestas tras la pandemia como las debilidades del sector salud que contribuye a una alta letalidad del virus, la pobreza, entre otras.

Entérate más

Suscríbete al Cuerpo Técnico de Tasaciones del Perú para recibir la última información en materia valuatoria y más información de valor

    Leave A Comment